fbpx

¿A que no sabías que la historia del bronceado está estrechamente ligada a la historia de la moda?

Años 20, París, la cuna de la moda.  Aparecerá en escena una mujer que desterrará para siempre el estilo de ropa que se imponía a las mujeres hasta ese momento. Una joven de pelo corto y vestida con traje de color negro, una noche de fiesta coincide con Monsieur Poirot –en ese momento la máxima autoridad en moda, uno de sus avances fue eliminar el corsé en la ropa de mujer–. Éste le dice a la joven: “-¡Está usted de luto!. Pero, ¿por quién? A lo que la mujer le respondió: “Por usted querido”. Y así, casi de un plumazo, esa joven cambió el curso de la moda. Pasaron a la historia los sofisticados vestidos con faldas pesadas e incómodas, se convirtió en influencer y creó tendencias más allá de la ropa, como la del bronceado!.

¿Aún no sabes de quién hablamos? COCO CHANEL, la revolucionaria, pelo corto, falda por encima de la rodilla, pantalones y trajes masculinos. La liberadora de la mujer, un icono a seguir por toda la sociedad femenina. Su vida traspasó fronteras y fue seguida y admirada por las mujeres del mundo entero.

from sun with love coco chanel

Es una anécdota la que ejemplifica hasta qué punto ejerció su influencia incluso a veces de forma involuntaria, y por la cual, la historia del bronceado que hemos visto (Historia del bronceado I) cómo hasta ese momento las mujeres se protegían del sol y se cuidaban para tener una piel blanca, da un giro de 180 grados.

En las vacaciones de 1923 Chanel partió de travesía por el Mediterráneo en el yate de su pareja el Duque de Westminster. En lo que parece ser un descuido Coco no se protege del sol y deja que su piel se dore regresando a París con la tez bronceada. Como todo lo que ella hace o dice se convierte en tendencia, a partir de ese momento la mujer morena es bella. Todo lo que las mujeres de alta alcurnia habían evitado a toda costa, ahora se considera bonito y se convierte en tendencia.

¿En que ayuda la moda al bronceado? Pues en los años sucesivos la ropa va recortándose, faldas a la rodilla, minifaldas, shorts… y por primera vez en la historia los cuerpos se exhiben en las playas dejando expuesta zonas de la piel cubiertas hasta ese momento.

Ya desde el siglo XVIII se había puesto de moda entre la alta sociedad acudir a las playas de vacaciones. Muchos de los Balnearios se encontraban en la costa, lugares donde acudían para descansar, nadar o tomar baños de curas recetados por médicos. Pero la vestimenta en cuanto al bañador era muy diferente. La piel se cubría casi en su totalidad con polainas y manga larga.

A partir de los años 30 los bañadores son de una pieza, una especie de peto con pantalón corto que fueron progresivamente recortándose los pantalones hasta casi la ingle y aumentaron los escotes. Y en junio de 1945 hace su aparición el bikini. Diseñado e inventado por el francés Lois Reard.

Realizó la presentación formal de la prenda en las famosas fiestas de la piscina parisina de la alta sociedad Molitor. Reard extrajo el nombre “bikini” de unas islas del pacífico donde los americanos realizaban en esos momentos un ensayo nuclear. Aunque no tuvo una acogida inmediata, puesto que tardó dos décadas en extenderse mundialmente, es una de las prendas que ha revolucionado el mundo de la moda globalmente. Durante las décadas posteriores varios avances contribuirán a la moda del destape y la consiguiente exposición al sol.

historia del bañador y bronceado

Han pasado 70 años de cultura de bronceado y exposición sin control a radiación solar bajo la ignorancia total y absoluta. Ahora tenemos el conocimiento científico, ya no hay excusa para la no prevención. Se debe concienciar sobre la protección para evitar el cáncer de piel y otras afecciones y no continuar cometiendo las locuras de tiempos pasados.

Y hasta aquí, te dejamos que pienses si no es una paradoja que combatir la costumbre del bronceado (porque recordemos, no hay bronceado saludable), que nos trajo la diosa de la moda, se haga de la forma más eficaz posible: con moda. Nuestras prendas UPF50+ están diseñadas para disfrutar al sol con mucho estilo, manteniendo vuestra piel sana.

¿Te unes al estilo de vida de la piel sana?

From Sun With Love

Suntastic and Protective Apparel UPF50+

 

Fotografías: Mujeres tomando el sol” en 1950 en una playa de Florida por Nina Leen, fotógrafa de la revista Life; Coco en 1939 en la playa tomando el sol con uno de los primeros modelos de traje de baño; Coco Chanel con el Duque de Westminster en el yate donde solían pasar las vacaciones;  Los hijos de Alfonso XII en la playa en 1917 con el bañador de la época, monitos de rayas. Presentación del bikini en la piscina Molitor de París, 1945; Salones de belleza de Nueva York en los años treinta, utilizan este antecesor de la cama solar. Bronceado máximo a la velocidad máxima con el reflector en los alpes franceses, 1971.